Te presento a mi RAM, Dña. Memoria Operativa

Area recursos humanos / Inteligencias múltiples, memoria operativa, RAM humana, Silvia Estevez / octubre 1, 2015

Te presento a mi RAM, Dña. Memoria Operativa

La memoria operativaNos hablaba mi querida Carmen Morales en  un interesantísimo post anterior sobre las inteligencias múltiples. Voy a sumarme a sus reflexiones con un nuevo elemento que me parece realmente interesante y que llega a mi  vida de la mano Clara, mi sobrina, cuyo cociente intelectual es altísimo pero su capacidad en la ejecución de las tareas escolares es bajísima. ¿Cómo es posible? Si tan lista es debería hacerlo bien ¿no?. Pues no.

Se llama memoria operativa y para entenderla podemos asemejar nuestro cerebro a un ordenador. Bien. Cosas fundamentales a tener en cuenta. Primera: el disco duro, la memoria,  bien grande a ser posible, un lugar donde sencillamente se guarda la información. Segunda: un procesador potente,  la inteligencia, algo que nos permita manejar toda esa información de manera eficaz. Hasta aquí todo controlado. ¿Cómo casamos una cosa con la otra? La memoria RAM! Ese sitio relativamente pequeñito que va almacenando la información imprescindible que viene del disco duro a la par que le da vueltas mientras el procesador echa humo para conseguir algo determinado. ¡Voilá! ¡La memoria operativa! Si nuestro ordenador es potentísimo pero la RAM chiquitita el procesamiento es lento, lento. Lo mismo que el de Clarita.

Las buenas noticias son que la memoria operativa está directamente vinculada con el aprendizaje, por lo que midiendo la misma se puede predecir el nivel de éxito de un niño en el aprendizaje escolar con mucha más precisión que midiendo la inteligencia.

La definición que da Baddeley (2006) sobre nuestra RAM humana es “un sistema de capacidad limitada dedicado a mantener, manipular y almacenar la información para un amplio rango de actividades cognoscitivas complejas como el razonamiento, el aprendizaje y la comprensión. Este sistema apoya los procesos de pensamiento humano proveyendo interface entre la percepción, la memoria a largo plazo y la acción.” Curioso.

Así que muchas veces, ese empleado incapaz de procesar tareas de manera eficaz, que se pierde cuando hay más de dos cosas que hacer, que no hila de manera óptima sus tareas, puede sin duda tener una memoria operativa de bajo rendimiento.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Lo más reciente