News

Marcha nórdica y pensamiento flexible. Pequeño matiz, gran cambio

por | Oct 9, 2014 | Area recursos humanos | 0 Comentarios

Silvia Estevez-imagen¡Menudo descubrimiento el de este verano! No puedo dejar de compartilo aquí y en las reflexiones del nuevo curso aplicarlo a mi dia a dia empresarial. Tan sencillo y efectivo que resulta insultante.

Marcha nordica. Ese deporte que ni siquiera consideras como tal cuando ves pasar a un grupo de aguerridos consumidores de ropa deportiva de gran superficie, portando bastones en mano y caminando como un perfecto Robocop naturista.  ¡Es una revelación aberrante para los que llevamos años caminando sin más! «Debe ser que andan flojos de rodilla» he pensado siempre, y de ahí los bastones. Qué mala es la ignorancia. Esos sencillísimos bastones son el gran punto de inflexión que hace que todo nuestro cuerpo, cambie su ejecución muscular, su efectividad cardiovascular para lograr un rendimiento óptimo y equilibrado con un esfuerzo mínimo y compensado.

«Lograr un rendimiento óptimo y equilibrado con un esfuerzo mínimo y compensado «.  Meta esta frase en su día a día laboral y no me diga que no suena a panacea. Me da por pensar en estas nuevas y largas caminatas en la enorme similitud que tiene este nuevo deporte con mi  empresa, con cualquier empresa. Un cambio mínimo, sencillo y efectivo que haga que el 90% de la organización optimice su rendimiento.

La reflexión no puede ser más simple. Dejar de caminar como siempre. Un pequeño matiz puede derivar en un gran cambio. Solo hay que practicar el pensamiento flexible y salir de lo habitual. En el pensamiento flexible está la innovación, la optimización, la mejora. Aunque eso lo sabemos de siempre. Pero ¿tengo yo, tiene usted en su agenda de hoy un hueco que ponga «momento para pensamiento flexible» subrayado en amarillo?

Seguro que no. ¿Sabe por qué? Porque vamos demasiado deprisa y hay que seguir caminando, caminando como siempre. Comparto por eso mi gran descubrimiento del verano. La marcha nórdica. Sí, esa tontada de los bastones es un ejercicio absoluto y da tiempo para pensar, para entender la importancia del pequeño matiz que puede producir un gran cambio. Quizás como yo, cada vez que camine de manera diferente, piense diferente.  Suerte si se anima.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.