News

La organización 2.0

por | Oct 21, 2015 | Area recursos humanos | 0 Comentarios

La forma de estructurar la división del trabajo en las empresas, o sea su organización, ha vivido mucho tiempo, en torno a 80 años, de las lecciones aportadas por F.W.Taylor, E.Fayol y M. Weber, con ligeras variaciones. Pero este reinado toca a su fin, o mejor dicho se ha acabado ya. Es hora de modificar sustancialmente la división del trabajo. Los clásicos, los autores mencionados y otros similares, fijaron unas reglas rígidas de la división del trabajo, asentadas en la jerarquización, fragmentación y división radical entre los que mandan y obedecen.

Estas formas no pueden mantenerse. La empresa en la actualidad no fija su estrategia máxima en producir, la fija en innovar y para ello las formas clásicas, tradicionales de organización no sirven. Las Tic,s han posibilitado la ruptura de las formas clásicas de organización y han fomentado una forma de división del trabajo asentada en una estructura social (red social) colaborativa. Eso es la organización 2.0, cuyo término apareció por primera vez en 2006 (McAffe). La organización 2.0 es una forma de organización libre, nacida desde abajo y asentada en una estructura en red colaborativa. La tecnología de redes sociales y similares juega un papel trascendental en esta nueva forma de organización. Las experiencias reales que existen, desde 2007-2008 y son muchas ya, todas convergen en que la iniciativa parte de abajo. Es un grupo de trabajadores, que por necesidad de colaborar, participar e interactuar, proponen la instalación de alguna plataforma colaborativa. La empres deja que esta experiencia nazca y se desarrolle, a ver qué pasa. A la vista, de con casi toda seguridad, el éxito, es entonces cuando la empresa desarrolla la experiencia a gran escala, empujando a la eliminación de los puestos jerárquicos de trabajo que son sustituidos por nodos en una red abierta y colaborativa.

La organización 2.0 es la nueva forma de organizar el trabajo en las empresas. Crea espacios de libertad para que las personas desarrollen plenamente su capacidad de participación, colaboración e iniciativa. Es de esta forma y no de otra, como la empresa progresa hacia la innovación, fruto de la libre iniciativa de la mayoría de los empleados. Lógicamente para implantar esta forma de organización no solamente hace falta Tic del tipo de red social, sino sobre todo lo que es necesario voluntad de compromiso, de colaboración e iniciativa por parte de los empleados. Y al tiempo que los directivos bajen de su pedestal y se pocan a trabajar codo con codo con su colaboradores y empujen y animen a estos a una participación abierta y clara.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.