News

¿Y mañana qué?

por | Ene 14, 2009 | Learning experience | 0 Comentarios

Compañías que dependen de un solo hombre orquesta, tienen más riesgo en su continuidad y son valoradas con más precaución por los analistas. Lo mismo ocurre con las compañías familiares. La continuidad se garantiza a través de: Lo que popularmente se llama la “maquinaria” de la compañía: los sistemas, procesos y procedimientos bien definidos. El equipo de Dirección del que salen las decisiones clave.

¿Cómo preparar la continuidad de los directivos? A través de sistemas de retención de directivos específicos: retribución a largo plazo, planes de carreras, entornos y condiciones laborales positivas. A través de los planes de sucesión o continuidad que cubran las siguientes contingencias:

a) Que el directivo decide voluntariamente dejar la Cía porque atiende otra oferta o por cualquier motivo personal.

b) Que el directivo alcance su edad de jubilación y se retira.

c) Que el directivo sufra un accidente o enfermedad que le imposibilite seguir desempeñando su cargo.

d) Que su jefe inmediato decida sustituir a éste directivo.

En qué consiste un plan de sucesión:

1) Identificar los puestos clave (aquellos que deben garantizar la continuidad de la compañía) para los que se aplicará el plan.

2) Identificar y evaluar potenciales sucesores a nivel Cía.

3) Identificar los “sustitutos de emergencia”, aquellos que sustituyan al directivo durante un tiempo corto y definido

4) Definir qué necesitarán esos potenciales sucesores identificados para que efectivamente lleguen a ser sucesores preparados en términos de conocimientos, habilidades y experiencias.

5) Llevar a cabo aquellas acciones necesarias que cubrirán las necesidades detectadas en el punto anterior: Formación: cursos, seminarios, lecturas, acciones de tutorización y seguimiento de mejora, asignaciones temporales o identificadas a proyectos o áreas en la que pueda adquirir o desarrollar las capacidades detectadas como carencias….

Última anotación: Es importante identificar y evaluar candidatos como posibles sucesores, pero es aún más importante el llevar a cabo el plan de desarrollo para que esos potenciales sucesores lleguen a ser sucesores preparados.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.