News

Sobre jefes y actores en paro

por | Ene 24, 2008 | Area recursos humanos | 0 Comentarios

Hace unos meses se estrenó en los cines una película realmente interesante: “El jefe de todo esto”. Cuenta la historia del dueño de una empresa que, por miedo a la reacción de sus empleados ante las duras medidas empresariales que tiene que tomar, inventa un personaje ficticio que le suplante como director general.

De esta manera, creen que él es un empleado como los demás, con un contacto estrecho con el director, que no aparece nunca por la oficina porque vive en Estados Unidos y se supone que es un empresario muy ocupado. El verdadero director, disfrazado de “segundo”, comunica a los empleados las decisiones difíciles que él mismo va tomando en secreto.

Las estrategias del director para evitar afrontar las decisiones duras llegan a extremos surrealistas como cuando contrata a un actor en paro para que represente por un día el papel de director general de la empresa ante el dueño de una compañía islandesa que quiere comprarles.

La película es una parábola sobre el miedo de todo directivo a afrontar las decisiones difíciles, el miedo a ser rechazado. En definitiva, sobre la asertividad y el coraje que todo líder debe poseer para dirigir un departamento, un equipo de personas o una empresa. En el fondo, lo que ocurre es que tiene una necesidad profunda de afecto, y sus impopulares decisiones le quitarían el cariño que le profesan sus empleados.

Porque el directivo es ante todo una persona, con sus conflictos internos, preocupaciones, ansiedad y necesidad de reconocimiento. El directivo es vulnerable, tiene miedo al rechazo, a la soledad, al ridículo, al fracaso. Y esto es normal.

No obstante, debe afrontar lo que su responsabilidad en la empresa le obliga a hacer, debe tomar decisiones que a veces no gustarán a todos. Debe gestionar sus miedos y tomar las decisiones de igual manera. Otra opción es estudiar Arte dramático. Quizá en los próximos libros sobre liderazgo se recomiende…

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.