News

Rafa Nadal y la diferencia entre error y fracaso

por | Ene 24, 2010 | Learning experience | 0 Comentarios

Rafa Nadal y la diferencia entre error y fracasoHace un mes asistí a un acto con Rafa Nadal, y reconozco que me llevé más de lo que esperaba. Quizá porque estoy acostumbrado a escuchar declaraciones rutinarias y repetitivas de los deportistas. Pero Nadal me demostró una gran madurez mental y emocional no sólo con la raqueta, sino con las palabras, en la entrevista que le hizo Santiago Alvarez de Mon.

Relató un momento crítico de la final de Wimbledon de 2008. Había empezado ganando los dos primeros sets, pero había perdido los dos siguientes, y aún peor, había desperdiciado la oportunidad de dos bolas de partido, que habrían significado su primer título de Wimbledon. Todo esto teniendo en cuenta que el año anterior había perdido la final ante Federer, el mismo rival. En ese momento, en un descanso, le dijo en los vestuarios a su entrenador: “Puede que no gane el partido, pero no voy a fallar”.

Esta frase resume la gran diferencia entre el error y el fracaso. Porque nadie fracasa si pone su máximo talento y esfuerzo en una tarea. Puede que se equivoque, puede que pierda, pero nunca fracasa.

Es también un síntoma de dignidad personal y profesional, de estar a la altura en todo momento, de no rendirse ni hundirse, de no fallarse a sí mismo. Es un ejemplo admirable de cómo la verdadera batalla la libramos con nosotros mismos, nunca con adversarios externos. Los rivales son la excusa necesaria, pero el verdadero desafío es con uno mismo.

El error es sano, porque aprendes de él y eso supone que la próxima vez lo harás mejor. El error se refiere a un comportamiento concreto. Sin embargo, el fracaso tiene que ver con la identidad de una persona. Por eso es peligroso usarlo con nosotros mismos y con los demás.

No fracasamos, simplemente cometemos errores. Porque somos humanos.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.