Area recursos humanos / marzo 3, 2016

¿Qué tienen en común unos “cartones enmarcados” con las organizaciones? #ARCO2016

ARCO_2016

En ARCO 2016, este año he visto performances, pintura sin hueso, poesía visual, street art con skaters, premium wáter de lágrimas, móviles con contrapesos surrealistas, optical art, fototorealismo y hasta arte para pisar…

¿y qué es lo que me ha llamado más la atención?

Unos cartones con un marco diferente…La artista gijonesa Irma Álvarez-Laviada explora el uso de objetos cotidianos y expone cartones de embalaje con marcos que se adaptan a ellos en todas sus formas y esquinas, en vez de utilizar el clásico marco cuadrilátero que “enmarca”, separa y limita la obra.

Una buena metáfora para expresar la necesidad que las organizaciones tienen de definir “nuevos marcos” que se adapten a las nuevas demandas de la sociedad y las personas. Son muchas las organizaciones que utilizan “marcos clásicos” que limitan y restringen el desarrollo del talento profesional; no es suficiente con contratar a las personas adecuadas, también hay que crear entornos adecuados en los que sea más fácil trabajar y conseguir resultados.

El arte contemporáneo me ha hecho volver a los clásicos, y es que ya lo decía Peter Drucker, “La mayor parte de lo que se llama gestión consiste en hacer difícil que la gente haga su trabajo”…

Hay muchos “marcos organizativos” en los que las personas no dan lo mejor de si mismas, se ponen límites, normas y restricciones que no ayudan al negocio, ni facilitan el trabajo de los equipos.

Hay marcos que saltan en pedazos en un mundo donde los fronteras se desdibujan: los clientes también impulsan la creación de negocios (#crowdfunding), codiseñan y opinan sobre los productos (#presumers), los empleados son a su vez los relaciones públicas más fiables de las marcas (redes sociales), los ex empleados pueden ser los mejores vendedores y “recomendadores” de los servicios de una empresa, el trabajo ya no es un lugar, es “un estado” (tenemos tecnología que nos permite trabajar 24/7)…

Necesitamos organizaciones valientes que se replanteen sus modelos y que empujen sus límites, necesitamos nuevos marcos organizativos para buscar formas más fáciles, eficientes y responsables de trabajar.

Una parte muy importante de nuestro tiempo la pasamos trabajando, hagamos que el trabajo merezca la pena ¡Busquemos nuevos marcos!

Comentarios (0)

Deja un comentario

Lo más reciente