News

Le damos muchas vueltas a todo, pero lo bueno, lo auténtico, lleva tiempo escrito

por | Jul 26, 2011 | Area recursos humanos | 0 Comentarios

Le damos muchas vueltas a todoDesde hace mucho tiempo le andamos dando vueltas al liderazgo, a la misión de la empresa, al trabajo en equipo.etc, tratando de redescubrir la rueda. Si, tratando de redescubrir la rueda. Hay en estos últimos años muchos ríos de tinta sobre esos temas, pero esta tarde me he dado cuenta que realmente nuevo no hay nada. Ya hace tiempo que lo más sustancial, lo importante, sobre todo eso estaba escrito.

Esta tarde, revolviendo mi biblioteca personal, a ver como actualizaba para el próximo curso mis clases, me he vuelto a topar con el libro de Peter Senge “La Quinta Disciplaina” (Granica 1992) Y o milagro, ahí estaba escrito todo lo que se lleva maniendo estos últimos 18 años. En la tercera parte del libro, cuando habla de las disciplinas (las 5 famosas disciplinas de Peter Senge). Ahí están sentadas las bases del aprendizaje empresarial y del management moderno. Gestionar las 5 disciplinas:

•    Dominio personal. Se tú mismo, descubre quién eres, ten claro a dónde vas. Solo así podrás formar parte de un proyecto organizativo. Uniendo tu propio interés personal al de una organización. Cuando sabes a dónde vas eso significa que tienes una meta, un objetivo, busca en que organización ese objetivo puede ser alineado, compartido y dedícate con esfuerzo a participar en él.
•    Modelo mentales. Todos somos esclavos de nuestras experiencias, nuestras vivencias y sobre todo de nuestras creencias. Tíralas todas a la basura. Comienza con la mente limpia. Olvida lo aprendido. Solo así estará en condiciones de ver la realidad con ojos nuevos y poder establecer propuestas creativas ante situaciones complejas. Olvídate de soluciones pasadas para situaciones nuevas, por muy viejas que estas parezcan, los problemas complejos no se repiten en el tiempo
•    Visión compartida. Tu deseo de logro, de objetivos, de misión, puede hacerse realidad dentro de una organización, empresa, cuando consigues que aquello que deseas, que busca, coincida con la visión que tiene una organización. Alinea entonces tu objetivo con el de la organización y trabaja codo con codo con la misma.
•    Aprendizaje en equipo. Los logros más importantes se consiguen en equipo. Comunica, comparte, interacciona con otros. El equipo nace, crece y se desarrolla. Al tiempo tiene conflictos. Hay que saber convivir y gestionar un equipo. Sin equipo no hay logro duradero y relevante. El equipo no solo te ayuda  a hacer mejor las cosas, te ayuda a visionarlas, a pensarlas, a planificarlas y a poner en marcha soluciones
•    Visión sistémica. No pienses en términos lineales, relación causa efecto. La realidad compleja está llena “de partes”. Ante un fenómeno, un hecho complejo, hemos de aprender a descomponerla en pequeñas partes y a encontrar las interacciones entre todas ellas. Solo así podremos encontrar soluciones eficaces a problemas complejos

A que os suena todo esto. Si claro, como he dicho antes, estos últimos años hay ríos de tinta hablando de lo mismo. Algo nuevo, realmente no, ya lo aportó Peter Senge hace 18 años. Él nos enseño las claves para el aprendizaje empresarial y como desde el aprendizaje empresarial, asentado en las personas, son estas las que aprenden y cambian, la organización puede mejorar.

No, si no hay como acudir a las fuentes primarias, a los clásicos, para ver que muchos de los conceptos que os nos parecen muy novedosos ya han sido formalizados por alguien hace mucho tiempo.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.