Notebook

Inmaculada Álvarez

por | Dic 2, 2009 | Entrevistas | 0 Comentarios

Inmaculada ÁlvarezInmaculada Álvarez, presidenta de la Asociación Española de Mujeres Empresarias, lleva trabajando para la mujer y su desarrollo profesional desde hace más de 20 años. Su objetivo fundamental cada día es el de ayudar y buscar soluciones para que los sueños y las ideas empresariales de miles de mujeres en este país se hagan realidad a través de su labor como responsable de AEME. Galardonada y premiada en muchas ocasiones, el mérito y los resultados conseguidos los atribuye siempre a todas aquellas personas que le han acompañado por este camino de trabajo, esfuerzo y muchas ilusiones.

“El reto para 2010 es intentar, no quedarte quieta y luchar para superar las dificultades”

¿Qué es ASEME?
La Asociación Española de Mujeres es una entidad interprofesional e interprovincial que trabaja por la defensa de los intereses de la mujer en su calidad de empresaria. Nuestra labor es la de ofrecer a este colectivo información, formación y representación institucional durante la gestión y desarrollo de sus proyectos empresariales.

¿Cuál es el principal reto al que se están enfrentando las mujeres empresarias en la actualidad?
El principal reto en la actualidad para las mujeres empresarias como el del resto del entramado empresarial en España es el de sobrevivir, algo que en los tiempos que corren se está convirtiendo en un tarea nada fácil. Todos los días trabajas con la percepción de la poca actividad, el miedo a lo que está pasando, la necesidad y el deseo de vender como antes. La supervivencia es, sin dudar, el reto a conseguir.

¿En qué áreas están enfocando más su desarrollo profesional y personal?
Desde el primer contacto que tenemos con ellas nos encargamos de ayudarlas en todo lo que necesiten. En la actualidad por ejemplo estamos desarrollando un programa con  la Comunidad de Madrid que se llama “Hospital de mujeres empresarias”, donde las asesoramos partiendo siempre de la definición de un diagnostico previo.  Desde el principio necesitamos ver cuál es el verdadero problema al que se enfrentan para  a partir de ahí ayudarles a reforzar y desarrollar sus áreas más deficitarias.

¿Cómo describiría el proceso de contacto, trabajo y colaboración que emplean con las mujeres desde la Asociación?
Ellas son las que dan el primer paso. Son las que se ponen en contacto con nosotras bien por recomendación de una asociada, alguien que nos conoce o por acciones y eventos específicos que desarrollamos. Una vez que contactan con la Asociación ya te hablan más abiertamente de su situación, lo que buscan y sobre todo lo que esperan de nosotras en función de sus necesidades especificas. Si  tenemos lo que necesitan se lo ofrecemos orientándolas hacia esos objetivos. Lo principal que necesitamos de ellas es la idea de empresa, a partir de ahí cuentan con todo nuestro apoyo para desarrollar el plan de empresa, evaluación y tramitación de la documentación y los créditos.

¿Cómo ayuda la Asociación a la financiación de estos proyectos?
Desde los últimos años ASEME ha firmado con los ministerios de Igualdad e Industria unos convenios de colaboración que facilitan a las mujeres el acceso a financiación para desarrollar sus proyectos, a través de préstamos con una cuantía máxima de hasta 25.000€. Nosotros nos encargamos de gestionar la tramitación de estos microcréditos en aquellos casos donde las mujeres no necesiten aval.  La verdad es que un año más la iniciativa ha sido un éxito, ya que hemos recibido muchísimas peticiones de financiación a través de este modelo.

Este año ASEME ha trabajado con la red profesional enEvolución en un proyecto de coaching telemático ¿Cuáles fueron los principales retos de esta acción para las asociadas?
Ha sido realmente una experiencia fantástica, ya que hemos tenido que gestionarlo a nivel nacional siendo tremendamente enriquecedor tanto para la Asociación como para  todas las participantes. La gente desde el principio se involucró en el proyecto, teniendo una aceptación tremenda. Todos en la Asociación estamos encantados de poder haber desarrollado este proyecto.

¿Qué elemento de este proyecto destacaría como el que ha sido más innovador y relevante para el desarrollo profesional de las mujeres empresarias?
Lo que más me llamo la atención fue el concepto: como me evalúo a mi misma y como me evalúan los demás. Fue, sin duda, una experiencia muy bonita de vivir y compartir.

¿En qué otros proyectos están trabajando actualmente con sus asociadas?
Sobretodo estamos centradas en el desarrollo de herramientas telemáticas porque pensamos que son el futuro. Trabajamos en la creación  y seguimiento de empresas pequeñas, en proyectos de gestión vía simuladores, en la formación específica de temas menos desarrollados como la negociación, y también la gestión de la información a través de un filtro que permita a nuestras socias acceder a las noticias más relevantes para ellas.

Desde su experiencia profesional y personal ¿Qué les diría a esas mujeres empresarias por circunstancias personales y la crisis puedan estar pensando en tirar la toalla?
Que nos llamen, que se pongan en contacto con nosotras. La experiencia nos muestra que la angustia compartida es menos angustia, donde yo  sólo veo negro es posible que otra persona vea con más claridad y me ofrezca una salida. La clave es seguir comunicándonos, compartiendo y buscando soluciones.

¿Qué retos os habéis marcado para 2010?
Sobre todo el de sobrevivir ¿Cómo?, Pues seguir trabajando poniéndole siempre muchas ganas a través de la búsqueda de soluciones a los problemas que vayan surgiendo. La palabra para 2010 es intentar, no quedarte quieta, luchar para superar las dificultades y seguir adelante.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *