News

En evolución y evolucionando

por | Dic 9, 2008 | Area recursos humanos | 0 Comentarios

Las ideas son capitales que solo ganan intereses
entre las manos del talento.  Rivarol

Desde hace muchos años he admirado secretamente el mundo de los Bufetes, el sector de los Despachos de Abogados y, del mismo modo, secretamente había soñado en participar en una empresa que siguiendo el mismo modelo pudiera desarrollar su actividad de Consultoría de RR.HH.

Me explico, me refiero a conformar un equipo, un grupo de expertos, especializados en distintas materias ó áreas, que bajo un mismo paraguas de nombre, marca e imagen, ofrecieran sus conocimientos, desde su propio y particular expertisse, procurando sinergias en entre ellos para ofrecer el mejor servicio a sus clientes.  Muchos son los Despachos de Abogados que bajo este modelo societario han conformado una potente marca de reconocido prestigio. Han generado importantes volúmenes de negocio, con sus habituales vaivenes, más en épocas de bonanza y menos en tiempos de escasez. Pero sus Socios han seguido asumiendo su riesgo, han persistido, han buscado nuevas vías, nuevos caminos, a pesar de haber sido objeto de toda la contundencia de la Legislación laboral, que ha tratado de legislar el modelo, normalizarlo y adecuarlo al tradicional, buscando el lazo laboral de todos aquellos que en el crecimiento del negocio se incorporaban al mismo.

Es un modelo diametralmente opuesto al habitual y más deseado en este país, al que todos parecemos tender: una gran empresa, a ser posible multinacional, que nos de protección, nos genere seguridad de futuro, contrato encorsetado a lo indefinido, (palabra de múltiples acepciones), devengador de antigüedades, de cotas de despido, en definitiva de normas que nos aseguren un futuro, que a todas luces siempre ha sido incierto.

Volviendo al modelo de los Despachos de Abogados, han crecido internacionalmente, nuevamente de modo creativo y sinérgico, es decir, buscando firmas parecidas, similares o complementarias en otros países, alcanzando acuerdos, alianzas y conformando así amplias redes profesionales, que se han reforzado en su amplitud de gestión, conservando su  independencia, pero garantizando el mejor y más profesional servicio a sus clientes.

Del mismo modo, han crecido las multinacionales, clonando sus filiales, sus procesos y sus procedimientos, buscando la globalización, la economía de escalas, centralizando actividades y servicios comunes, aunque éstos no encajaran culturalmente en todos los países. Han crecido en algunos casos a través de las compras de terceras empresas, con actividades complementarias a las suyas tradicionales, perdiendo la independencia e incorporándose al mismo color de enseña, a otros procedimientos y a otros procesos, a veces totalmente distintos a los propios. Todos hemos sido testigos de esta frenética actividad los últimos años.

Hoy también estamos siendo testigos de cómo estas compañías globales, inmensas, gigantes, del mismo modo que vinieron se van, bueno peor, echan el cierre, despiden, pagan en el mejor de los casos, y no recuerdan los mensajes de: compromiso, “indefinido”, esfuerzo compartido, etc., etc., que durante tanto tiempo enarbolaron.

Por el contrario el modelo de los Despachos profesionales, resiste, probablemente en números menores de negocio, pero cada uno centrado en su negocio, busca nichos, caminos, se compensan entre unos y otros y sobre todo, siguen manteniendo su compromiso de estar juntos, de colaborar juntos, de encontrar un futuro juntos.

Hoy, en plena crisis, se habla de reinventar modelos, de trabajar con innovación, creatividad, de buscar nuevos desarrollos, parece que el modelo tradicional hace agua, se desvanece.

Me siento una privilegiada, porque hoy pertenezco a una Red de profesionales, una novedosa forma de trabajar conjuntamente, pero independientes, de estar unidos por el expertisse que podemos ofrecer a nuestro cliente, pero manteniéndonos en nuestras respectivas áreas de negocio.

He conseguido mi objetivo y con mayor cota de satisfacción de la soñada, pues resulta ser una formula aun más nueva, más creativa, más novedosa, más innovadora, y con ello las expectativas de futuro crecen y se hacen infinitas, (nótese la diferencia del vocablo con respecto a indefinidas).

En suma, se demuestra que somos capaces de innovar, que somos capaces de buscar nuevas formas de trabajar y de relacionarnos con los demás, nuevas formas de gestionar nuestros negocios, de abrirnos al exterior, de internacionalizarnos, de trabajar en el mundo global.

Y aún así me pregunto: ¿Vamos a ser ayudados, apoyados, reconocidos por el Estado, por el nuevo y novedoso Ministerio de Ciencia y Tecnología, donde se concentran las actividades de Innovación y Desarrollo?, ¿Vamos a poder contar con ayudas y/o financiaciones específicas? o ¿nuevamente seremos un objetivo a normalizar, a tradicionalizar, para volver al modelo de siempre?. Otra olvidada iniciativa empresarial, por temida o envidiada, porque cobra poder el individuo, sin galones o con ellos cuando se requiere, con su talento y sus ganas de aprender constantemente, de reinventar, de buscar una solución específica creativa y nueva, para dar respuesta al entorno empresarial, al cliente, al colaborador, al compañero, al …….

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.