News

El éxito: ¿fácil o difícil de alcanzar?

por | May 23, 2011 | Area recursos humanos | 0 Comentarios

Severiano BallesterosEmpecemos diciendo que el éxito es algo subjetivo, si bien podríamos convenir que el éxito tiene mucho que ver con el camino que se recorre hacia un logro, una meta, aún cuando ese logro se nos resista o en ocasiones no se alcance. Por lo tanto el éxito hay que verlo como algo dinámico, el camino a recorrer, más que como algo estático, el punto de llegada.

Aceptando ese principio podemos preguntarnos si el éxito es fácil o difícil de alcanzar. A juzgar por la cantidad de personas infelices (que no están contentas con su vida, con su familia, con su trabajo.etc), podríamos decir que el éxito es difícil de alcanzar. Nada más lejos de la realidad. El éxito es fácilmente alcanzable. Depende fundamentalmente de nosotros. Nuestra vida será lo que nosotros decidamos que sea.

Si seguimos unas sencillas reglas, el éxito está al alcance de nuestra mano, más bien diríamos al alcance de nuestro esfuerzo. Veamos.

1. En primer lugar hay que ser capaz de soñar y sonar fuerte y de forma ambiciosa. ¿Dónde te ves dentro de cinco años?  Sueña con ello, visualizado, hazlo tangible en tu mente. Crea una fuerza mental que te permita ver ese sueño. Ello actuará como percha y será capaz de generarte una fuerza interior, un compromiso, una promesa a ti mismo con ese sueño. Esta es la mayor motivación que existe. Obviamente el sueño tendrá unos objetivos, esos son los que debes perseguir con ahínco.

2. Acto seguido diseña un plan para lograr ese sueño. Establece con claridad todos los peldaños que deberás recorrer para alcanzar ese sueño. El plan es tu mapa. No hay que seguirlo al pie de la letra, las circunstancias te pueden hacer dar un rodeo o encontrar una vía alternativa. Pero en cualquier caso e muy bueno tener un plan, un mapa de salida. Es tu salvoconducto al éxito, al logro de ese sueño, al alcance de los objetivos.

3. En tercer lugar dedica mucho, muchísimo esfuerzo a poner en marcha ese plan. El esfuerzo es una semilla muy amarga pero da unos frutos muy buenos. Deberás igualmente dedicar mucho tiempo a conseguir ir cubriendo las etapas de tu mapa. No te rindas, persevera. Piensa que el “no” ya está ahí. Tú debes luchar por conseguir el si. Dentro del esfuerzo está todo el tiempo que deberás dedicar a cultivar las relaciones. Los otros son magníficos eslabones y postes de gasolina en el mapa. Sin ellos es posible que consigas el sueño. Nadie consigue su sueño.

4. Perseverar. No contentarte con un no por respuesta o con un fracaso. Te levantas y lo vuelves a intentar. Solo la insistencia y la constancia, igual que el martillo golpeando la roca, hará que avances en tu mapa hacia tu sueño y objetivos.

Y ya está. Estas son las sencillas reglas que deberás seguir. Si quieres comprenderlas mejor te aconsejo el visionado de dos películas excelentes en este sentido “En busca de la felicidad” y “Burt Munro”. Incluso de este último podrás ver video reales en YouTube.

¡Ah! y cuando consigas el sueño  no te pares. Vete a por otro. Recuerda que el éxito no es una meta es un camino.

Entonces porque tanta gente es infeliz y está desesperada y descontenta con su situación. Posiblemente por tres razones que seguramente viajan juntas:

1. Han perdido la capacidad de soñar. Ya no tienen sueños o nunca los tuvieron. Se dejaron llevar por el agua del río y han ido a parar a un mar lleno de olas gigantes.

2. No tienen la suficiente fuerza de voluntad. Son débiles y hasta perezosos. Todo les parece imposible. Lo mejor es aceptar lo que venga. Y claro lo que viene  no siempre es bueno.

3. Son incapaces de establecer un mapa. Lo ven muy complicado y tiran inmediatamente la toalla. Prefieren que todo se lo den hecho. Y claro, ya se sabe, las comidas precocinadas están rápido pero son indigestas.

Bueno, querido amigo, reflexiona seriamente, el éxito está ahí, lo tienes delante de ti. Solo tienes que desear cogerlo.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.