News

Cuestiónatelo II: «Lo que no son cuentas, son cuentos»

por | Jul 18, 2011 | Area recursos humanos | 0 Comentarios

Cuestiónatelo II: "Lo que no son cuentas, son cuentos"Otra de esas verdades indiscutibles, que seguramente habrás oído y quizá incluso alguien te la haya restregado por la cara para zanjar definitivamente una discusión,  es aquella que dice: “Lo que no son cuentas, son cuentos”.

Parece irrebatible y, si intentas hacer el amago de poner un “pero” a esa sentencia,  podrías ser tachado de iluso, teórico o soñador.

No obstante, incluso en las ciencias y materias más experimentales es mucho más lo que no se puede “contar” y medir que lo que se puede contar. De hecho si el mundo en que vivimos quedara reducido exclusivamente a lo que es hoy día medible, sería un mundo pequeñísimo,  además de aburrido y empobrecido.

Incluso las ciencias exactas, cuanto más se profundiza en ellas menos exactas son (Heisenberg, Planck). El contar y medir es una forma burda de interpretar y entender la realidad. Fuera de aquello que es medible (hasta el día de hoy lo medible es un mundo relativamente pequeño) queda eso otro que constituye la mayor parte y es lo más valioso.

Nuestro pasado científico es un pasado en el que hemos ido incorporando poco a poco al haber de lo medible aspectos de la realidad que previamente no eran medibles y no por ello eran menos importantes, sabíamos que estaban ahí y contábamos con ello, aunque no supiéramos interpretarlo en términos numéricos. Una vez hemos sido capaces de “cuantificarlo” podríamos perder, si no los evaluamos, otros aspectos de esa realidad que antes hemos tenido en cuenta, pero que ahora no nos caben en los números.

Incluso las Agencias de Rating, hoy tan en “candelabro”, cuando tienen que valorar una Compañía, además de tener en cuenta datos, números y, por supuesto, ratios (para hacer honor a su nombre), incluyen una valoración cualitativa del management, del mercado en el que operan, del entorno social, de sus proveedores, del accionariado,… y es que.. ¡ay de aquel que sólo se fíe de los fundamentales para decidir sus inversiones¡

Así pues, lo que son cuentas, son eso: cuentas y, en algunos casos, cuentos empobrecidos de una realidad mucho más compleja.

En la gestión de personas, sus entornos y en los negocios la realidad es tan compleja y dinámica que lo que cabe  en “las cuentas”, es anecdótico y, si sólo eso tomáramos en consideración, podríamos malinterpretar esa realidad.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.