News

¿Conseguir una venta justifica el soborno?

por | May 31, 2009 | Area recursos humanos | 0 Comentarios

El 25% de 2.200 directivos de grandes empresas de 22 paises europeos, piensan que sí, según un estudio reciente ” European Fraud Survey 2009“, de Ernst & Young, http://www.ey.com/CH/en/Newsroom/News-releases/20090519-Ernst—Young-European-Fraud-Survey.

El 25% de los directivos, considera aceptables los sobornos y prácticas poco éticas como arma de venta, si ello ayudaba a mejorar los resultados de la empresa.

Los directivos españoles no se libran e incluso superana la media y son unos de los más “tramposos” con un 38%, sólo superados por República Checa y Turquía, ¡triste honor!.

Y todavía hay más, no se crean que éso sólo lo piensan los “despiadados directivos”, el porcentaje sube casi al 80% cuando se pregunta al resto de empleados.

Y es que como la presión en las empresas se intensifica para estabilizar el negocio y conseguir objetivos financieros, los incentivos para cometer fraude aumentan, en todos los entornos y niveles.

El estudio señala también un aspecto interesante, y es que al margen de la situación económica, en general se observa que el riesgo y las posibilidades de cometer fraude aumenta en las situaciones en las compañías que cambian de dueño, se fusionan, o incluso que disminuyen personal. Con los cambios de personas en los puestos, ausencias, confusión de roles o puestos duplicados, las posibilidades de cometer fraudes son más altas y además más difíciles de detectar.

En el momento actual nos encontramos con la combinación peligrosa de ambos factores: mala situación económica y empresas cambiando o adelgazando su estructura organizativa, por lo que la combinación puede ser explosiva.

Por otro lado, en estos momentos económicos, son muchos los que señalan, incluso desde organismos financieros mundiales, que precisamente lo que nos ha llevado hasta la situación actual, en tiempos de bonanza económica, es la falta de ética y de valores para actuar empresarialmente, y que hace falta una revisión importante de los mismos para que salgamos de dónde estamos.

Sin embargo estudios como el que estamos comentando, nos muestran que la crisis lejos de hacernos en algún caso mejores, puede sacar incluso lo peor de nosotros mismos, es la lucha por la supervivencia y “el sálvese quien pueda”.

Esto me recuerda, lo que en su día un empresario me comentaba, cuando se le preguntaba sobre las prácticas éticas y sociales, en un momento de cambio importante para su empresa. Su respuesta fue clara pero tajante: “Con que no se robe me basta”. Una respuesta dura pero sincera, cortante como la realidad, que es fría y aplastante.

Por lo que se podría pensar que a pesar de las campañas y prácticas desarrolladas, con el objetivo de concienciar a empresas y trabajadores, sobre la importancia de la ética y la responsabilidad social corporativa, todo sigue igual… ¿o peor?.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.