News

¿Y esto cómo se hace?

por | Jul 7, 2008 | Coaching | 0 Comentarios

¿Cómo se construye un proyecto de vida personal? A mis alumnos de 3º de Ciencias Empresariales, en la materia de Recursos Humanos, les insisto mucho sobre ello.

Algunos me preguntan ¿el por qué de la importancia? y ¿el cómo se hace esto? A lo primero diré que el mundo actual no es fácil, puede que nunca lo haya sido, pero considero que hoy en día es mucho más complejo que antes.

Hay unos 30 países entre los que nos encontramos, sobre un total de 192 que son  privilegiados. Son los países que están a la cabeza del desarrollo y la riqueza. Éstos 30 países, todos ellos democráticos, en los que reina la libertad son enormemente competitivos.

En estos 30 países se ha ido instalando una cultura de libertad y de iniciativa individual. Este binomio de libertad y de iniciativa individual hace que cada vez sea más necesario aprender a gestionar el propio desarrollo personal y profesional. De son ser así uno corre el riesgo de moverse siempre entre las clases menos favorecidas o marginadas.

Es muy importante aprender desde temprana edad ¿dónde están mis fortalezas y debilidades? y articular un proyecto personal en torno a ello. Toda vez que estos 30 países proporcionan enormes ventajas y oportunidades a quienes lo saben hacer, pero pueden ser muy frustrantes si eso no lo sabes hacer y gestionar, toda vez que los niveles de protección del sistema cada vez más van a ser menores y más débiles. Por razones obvias, poblaciones cada vez más envejecidas, con largos años de vida, que solicitan y demandas enormes recursos sociales y económicos, que los sistemas difícilmente pueden soportar.

Por lo tanto es muy importante que desde temprana edad aprendas a navegar en océanos turbulentos y en ríos de aguas bravas, sino quieres que el oleaje se te lleve o ser esclavo del viento que más sopla, lo cual puede conducirte a que acabes en lugares extraños y marginales.

Ahora bien. ¿Cómo se construye un proyecto de vida, profesional y personal? Voy a facilitar una guía que puede parecer simple, pero que creo que resultará muy útil.

1. Aprende a escucharte y a observarte a ti mismo. En fin, aprende a conocerte. ¿Y eso como se hace? Presta atención a lo que haces y con quién estas.

Cuando estás ocupado estudiando o trabajando, obsérvate. ¿Qué es lo que te resulta fácil, agradable? Te resulta fácil memorizar, o más bien razonar, te gusta lo analítico o lo espacial, eres un hacha en número o más bien en el razonamiento lógico verbal, disfrutas escribiendo o por el contrario hablando. En fin aquí tienes unas pistas, que si sabes oírlas te irán indicando el camino en torno a “cuáles son tus habilidades y capacidades”

Lo mismo ocurre cuando estás con otros. Te gusta relacionarte con otros o por el contrario prefieres estar solo. Te sientes mejor cuando siempre puedes participar en la reunión o estar mejor escuchando, eres de los que siempre organizan a la pandilla o por el contrario vas dónde dicen. En fin aquí tienes otras pistas.

Todas las actividades, profesiones, requieren de unas habilidades cognitivas, intelectuales y no de otras, y lo mismo sucede con las habilidades de relación y emocionales. Descubre el tipo de las tuyas. Ya tendrás un punto de apoyo.

2. Sueña, visualiza dónde quieres llegar en qué situación personal y profesional te gustaría haber llegado cuando revises tú vida, por allí treinta años más adelante. Haz un esfuerzo en visualizarlo. Te gustaría ser una persona reconocida profesionalmente o más bien amas la vida más sosegada, prefieres haber contribuido a ayudar a los demás, o quisieras haber dado la vuelta al mundo o por el contrario te gusta mucho la relación con los otros..etc.  De esa visualización y sueño podrás obtener claves de hacía donde orientar tu trayectoria profesional y personal.

Compara si tus habilidades “que has descubierto” coinciden con las exigidas por tu sueño. Si es así enhorabuena. En caso contrario trata de ajustarlas.

3. Crea un círculo de relaciones. Cultiva desde niño las relaciones con otros y conserva sus direcciones, teléfonos e-mail. Con toda persona que mantengas una relación profesional o personal  trata de conservar sus datos y al menos una vez al año refresca su contacto. Le puedes enviar una felicitación por navidad. Ese círculo de relaciones que ahora te puede parecer insignificante, es un gran paracaídas y una gran catapulta.

Nadie consigue nada en la vida por sí solo. Alguien te tiene que ayudar, dar el empuje creer en ti o avalarte en un momento dado. Ahí reside una clave importante de tu desarrollo personal y profesional.

Alguien de ese círculo de relaciones puede apostar por ti en un momento dado o también te puede sacar de “un agujero negro” en otras circunstancias.

Como ilustración de lo dicho, cuentan que cuando Bill Clinton  pensaba presentarse a Senador por Arkansas (1978-1992) no había fiesta, reunión, acto social en la que Bill Clinton no repartiera su tarjeta, desplegase su sonrisa y saludase diciendo “hola, soy Bill Clinton me voy a presentar a Senador”.  ¿Esos actos de darse a conocer le ayudaron? A mí no me cabe ninguna duda que sí.

4. Elige un camino, elige como vas a llegar desde dónde estás hasta ese sitio “soñando y visualizado” ¿Llegarás de inmediato? Posiblemente no. Es más posiblemente sufrirás y te decepcionarás por el camino. Sentirás muchas veces deseos de tirar la toalla.

Pero si perseveras, si cada paso que das, por pequeño que parezca es un paso hacia adelante, te ayuda a subir la escalera, es muy posible que tu sueño lo consigas.

Os recomiendo una película, “En busca de la felicidad” que puede ilustrar lo que aquí os comunico.

En fin espero que estos cuatro sencillos consejos te ayuden a conformar eso que llamamos proyecto personal. A mí me ayudaron y me siguen siendo útiles. ¿Ya me dirás como lo estás haciendo y  te ha ido?

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.