News

Si quieres mejorar, cambia de perspectiva

por | Ago 5, 2008 | Coaching | 0 Comentarios

Una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de Chicago muestra que, para comprender mejor cómo somos vistos por los demás, es preciso en primer lugar cambiar la perspectiva desde la que nos vemos a nosotros mismos.
La cuestión no es tarea fácil porque para empezar al mirarnos a nosotros mismos, lo hacemos pasando por las lentes de nuestras propias creencias.

Epley y Eyal, los autores de esta investigación, explican que observamos nuestra vida diaria como si fuera una película. Usamos cada fotograma de esta película para construir nuestras impresiones sobre nosotros mismos. Nadie toma nota de nuestra vida con tanto detalle como lo hacemos nosotros, mientras que las impresiones que los demás se forman de nosotros se basan en una “fotografía general” y no tanto en detalles concretos.  Los autores de la investigación usan una buena analogía para explicar este punto:” Nosotros nos miramos con microscopio, mientras que los demás nos ven desde un satélite”.

Usamos lentes diferentes y esto nos hace cometer muchos errores, ya que tendemos a actuar como si los demás nos estuvieran viendo con el mismo nivel de detalle.

Tener una visión lo más precisa posible respecto a la manera en que nos perciben los demás es esencial en todos los ámbitos de nuestra vida, porque a menudo se toman decisiones importantes en función de lo que pensamos que otros creen. Un ejemplo: ¿Alguna vez te has planteado cambiar de trabajo porque pensabas que los demás no valoran tus esfuerzos?.

Si quieres mejorar la capacidad de saber qué piensan los demás de ti, empieza a pensar  qué ven ellos de ti, desde un punto de vista general y no te fijes tanto en los detalles. Por ejemplo si quieres que valoren más tus esfuerzos, tendremos que centrarnos en la tendencia general de nuestro trabajo y los grandes mensajes que otros perciben. Igual te estás matando al trabajar en mil detalles que no se ven y no se valoran.

Para empezar, sería útil que nos preguntásemos en líneas generales: ¿Qué ven otros de mi trabajo?, ¿Qué ven otros de lo que yo hago?. Porque lo que  no se sabe no se puede gestionar, ni mejorar.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.