News

¿Qué hacer con el talento?

por | Oct 18, 2007 | Coaching | 0 Comentarios

Todo el mundo habla del talento. Pero creo que pocos saben lo que es, si lo tienen y mucho menos aprovecharlo.  Los libros de gestión empresarial están llenos en la actualidad sobre el tema.

Es cierto, se ha producido una ruptura en la gestión de empresas. El modelo taylorista (el del orden, la uniformidad, el control) ha muerto. Murió allí por la década de los 80 del siglo pasado.

Hoy el modelo de gestión empresarial se apoya en la persona, en sus competencias individuales (su talento) y en la colaboración, la formación de equipos de rendimiento. El problema reside en que estas nuevas formas de gestión empresarial no están formalizadas (no hay abundantes tomos sobre instrucciones, de cómo de hace, como ocurría con el taylorismo).

Aquí, como se dice vulgarmente, cada empresa tiene que buscarse la vida o encontrar su forma más adecuada de organización. Las resistencias a nuestro avance productivo y tecnológico residen precisamente en no aprovechar el talento en las empresas.

¿Y ello a que obedece? Muy sencillo, muchos empresarios y directivos siguen practicando modelos de dirección anclados en la época taylorista. El talento en el puesto de trabajo solo aflora, se pone a trabajar, si la empresa de forma decidida cambia el modelo cultura, la organización y los estilos de dirigir.  Esos tres cambios se tienen que producir. Que no es fácil.

El modelo de cultura tiene que producir valores hacia la persona. La empresa tiene que proclamar con sus actos que las personas son el valor principal y que de ellas depende la estrategia de la empresa La organización tiene que flexibilizarse. Romper rigideces, romper jerarquías.

Crear un ambiente de colaboración, libertad y confianza. En dónde el error esté admitido y pueda ser una fuente de mejora.

El estilo de dirigir tiene que alejarse del de mandar. Tiene que aproximarse al de acompañar, orientar, aconsejar, impulsar y no desmotivar Pruebe estas tres “recetas” nada sencillas por otra parte, y es muy posible que su empresa empiece a saber qué hacer con el talento humano.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.