News

Gamer Generation

por | Nov 20, 2007 | Coaching | 0 Comentarios

En una conferencia reciente sobre innovación se planteaba el apasionante reto para la empresa del futuro de dirigir y aprovechar al máximo a la que se denomina ya como Gamer Generation. ¿Y qué es esto?.

Según el estudio americano Pew Internet Project, los jóvenes americanos de veintipocos años que hoy están empezando a trabajar han dedicado unas 5000 horas de su vida a jugar a la PlayStation, además de haber enviado o recibido alrededor de 250.000 mensajes virtuales, entre SMS, mensajes instantáneos,
e-mails. Por no hablar de las 10.000 horas usando el móvil o 3.500 on line.

Estos datos hay que filtrarlos a la hora de aplicarlos a la sociedad española, pero no cabe duda que el particular mundo de los videojuegos está muy interiorizado en el cerebro de nuestros jóvenes, y su presencia seguirá creciendo en las generaciones futuras. ¿Qué implica esto a nivel empresarial? Pues que estos jóvenes tienen configurado un cerebro muy diferente al nuestro, producto de todas esas horas dedicadas a jugar y a interactuar con los nuevos medios virtuales, porque literalmente han crecido con ellos. Según este estudio y el libro “The kids are allright”, editado por la Harvard Business School, esta Gamer generation tiene unas características de personalidad muy particulares:

  • Para ellos, ganar lo es todo
  • No tienen miedo al error o al fracaso, y por lo tanto, asumen riesgos
  • Analizan con gran velocidad muchos datos y opciones
  • Quieren ser héroes en su mundo
  • Buscan una misión que cumplir, y que aporte un beneficio
  • Desafían la figura del jefe y creen más en las capacidades del equipo
  • Tienen una mentalidad global

Como vemos, esta generación tiene un potencial enorme de liderazgo. Es una labor de nuestra generación entenderlos, en lugar de juzgarlos y criticar su falta de compromiso con un proyecto. Es nuestra labor como directivos y empresarios potenciar sus evidentes cualidades de liderazgo, en lugar de aplastarlas con nuestro ego personal. Es nuestra labor integrar nuestros valores con los suyos, y desafiar nuestras creencias sobre la gestión de nuestra empresa en el futuro. Sólo así aprovecharemos el enorme potencial que tenemos delante de nuestros ojos.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.